Características

¿POR QUÉ EL PROJECT MANAGEMENT SE PUEDE APLICAR A LA ENSEÑANZA? ¿QUÉ VENTAJAS COMPORTAN NUESTROS PROYECTOS?

  • Aseguramos que el resultado del proyecto está definido y consensuado por todas las partes. Además del personal del centro educativo, se tienen en cuenta los alumnos, familias, ayuntamiento y otras entidades externas (otros centros educativos, asociaciones culturales, bibliotecas, proveedores, etc.). Gestionamos las expectativas de todos los grupos de interesados.
  • En un contexto donde hay cambios continuos de personal, de equipo directivo, de alumnado, de leyes educativas, etc., la Dirección y Gestión de Proyectos proporciona una gran capacidad de adaptación a los cambios.
  • Las responsabilidades quedan perfectamente asignadas y acordadas y las actividades correspondientes perfectamente definidas y temporalizadas. Esto toma especial importancia en los centros de secundaria, donde prácticamente ninguno de sus miembros comparte un mismo horario y la coordinación es complicada.
  • Aseguramos la calidad. Nos permite hacer un seguimiento de todas las actividades, introducir mejoras en los procesos y proporcionar al profesorado, alumnado, familias, etc. resultados adaptados a lo que ellos buscan.
  • Demostramos un control visible. Importantísimo en los centros educativos, los cuales tienen un funcionamiento democrático. Proporcionamos un aumento de confianza delante del consejo, la comisión de coordinación pedagógica y el claustro.
  • Mejoramos la comunicación y establecemos prioridades, lo que ayuda notablemente al aumento de la coordinación y al trabajo en equipo, dos condiciones indispensables para el buen funcionamiento de un centro educativo.
  • Minimizamos los problemas. Identificamos los riesgos y los posibles contratiempos y prevemos las respuestas adecuadas.
  • Lecciones aprendidas. Creamos y documentamos la experiencia que servirá para el futuro.
  • Planificamos con vosotros. Crearemos un equipo de trabajo con miembros de vuestro centro educativo que, una vez finalizado el proyecto y con el nuevo producto o servicio en funcionamiento, formará una nueva comisión con la función de seguir y controlar los resultados futuros.
  • Hacemos un diagnóstico de la situación inicial del centro. Conoceremos sus fortalezas y limitaciones y a partir de aquí tomaremos decisiones. Nos adaptamos a las características de cada centro.
  • Seguimos los pasos adecuados para darlo a conocer a la sociedad. Conseguimos que el compromiso y la proyección social que comportan los proyectos se transformen en reconocimiento social hacia el centro educativo. Todo esto supone importantes incentivos para el personal del centro de cara a aumentar su implicación y motivación, lo que supone una mejora notable de su vida laboral.
  • Introducimos mejoras en la gestión de costes y de adquisiciones del centro para conseguir un mejor control y generar ahorros que se podrán reaprovechar en cuestiones directamente relacionadas con el proceso de formación de los alumnos.
  • Tratamos de aprovechar al máximo las oportunidades que se presentan. Aspectos como la multiculturalidad del alumnado, ser un ejemplo para los alumnos, poder ser pionero en este tipo de funcionamiento y, en definitiva, todo aquello donde el centro tiene autonomía de decisión, debe ser aprovechado para obtener ventajas.
  • Mejoramos procedimientos, que quedarán por escrito. Creación de muchos documentos de utilidad y, por encima de todo, creamos estructuras estables delante de cambios continuos en equipo directivo, profesorado, etc.